miércoles, 6 de marzo de 2013

¿Rata o Ardilla?

Todos nos hemos maravillado con la gracia e ingenuidad de una ardilla. La vemos correr arqueando su cuerpo, su cola temblando, cuando toma algún trozo de comida con sus dos manitas y se sienta para llevar el alimento a su boca y ROERLO. Si tenemos suerte, podremos verlas saltar de rama en rama, como si pudieran volar. Estas ardillas son tan lindas y juguetonas, que tenemos dibujos animados basados en ellas (Chip'n Dale) y los conocidos "Alvin and the Chipmunks", habiendo llegado hasta el cine. De hecho, todos hemos hasta pensado en la idea de tener una ardilla como mascota en casa.

Sin embargo, no pasa así con las ratas. Son animales que detestamos porque son destructores y de hecho son llamadas una plaga. Con sus filosos dientes pueden ROER casi cualquier cosa. Por su rápida reproducción pueden convertirse en decenas de manera rápida. Pueden caminar sobre casi cualquier superficie y con su increíble instinto pueden deshacer casi cualquier seguridad que pongas a la comida. Para robar aceite, meten su cola en el galón y luego lamen el aceite en su cola. Para robar huevos, una rata abrazará el huevo y se acostará boca arriba para que otra rata lo hale por la cola. En muchos lugares de República Dominicana se cree, que al momento de ponerle trampas para atrapar las ratas, no puedes mencionarlas porque "las ratas oyen" y será cuidadosas para no caer en las trampas.

¿No te parece que muchas veces a los cristianos nos pasa lo mismo y permitimos que el andar delicado de algunas personas "ardillas" nos haga pensar que esas personas están realmente caminando con Dios, cuando muchas veces lo que vemos como delicado es un caminar errático y nervioso por el temor a que se les acerquen y conozcan que son ratas? ¿Sabías que las ardillas portan la misma enfermedad llamada rabia que portan las ratas? ¿Sabías que si te acercas demasiado a una ardilla se tornará en agresiva y te tirará cosas para alejarte, y llegará hasta a morderte para defenderse?

¿No te parece que muchas veces los cristianos nos pasa igual y aceptamos la vestidura larga y elegante de algunas personas ardillas nos deslumbres y nos haga obviar que debajo de ese atuendo lo que hay es una rata con una mejor ropa?

¿No será que las personas "ardillas" nos han hecho pensar que son mejores porque se ven mejor? ¿No será que hemos olvidado que tanto la rata como la ardilla son ROEDORES... Que, aunque con mejor vestimenta, la ardilla sigue siendo una rata de mejor vestimenta?

Entonces, ¿Rata o ardilla? Las dos... TODOS somos roedores que caímos por la presencia del pecado en nuestras vidas. Algunos son "ratas", a quienes todavía "se les ve" el pecado por encima de la ropa, mientras que otros somos "ardillas" a quienes "se les ve" mejor porque hemos adquirido un mejor ropaje con el título de "Pastor", "Ingeniero", "Escritor".... TODOS necesitamos la presencia de Dios para aún siendo personas que en lo más profundo de su corazón, maquinan maldad aún sin querer... No nacimos malos, pero si hemos heredado una maldad que puede controlarnos y manejarnos. Necesitamos a alguien que saque de nosotros la "rabia" y que nos haga humanos y coherentes nuevamente.

Sin ánimo de ser ofensivo con lo de "ratas" y "ardillas", quiero que reflexionemos y recordemos que Jesús llamó a los Fariseos, sepulcros blanqueados porque visualmente estaban limpios mientras que su corazón estaba podrido y hediondo. No nos conformemos con vernos bien, sino que la bondad que se vea en nosotros fluya desde un interior que ha conocido en Jesús el Evangelio. Y tampoco juzguemos a los demás por como se ven, porque por dentro podrían estar "mejor" que nosotros.

Pero el Señor dijo a Samuel: “No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; porque Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero elSeñor mira el corazón.”

Si como te ves no procede de lo que eres, sólo eres cómo te ves.

JUST SAYING!!!

Pastor D
David Pimentel

0 comments:

Publicar un comentario