viernes, 28 de febrero de 2014

Costo, Precio y Valor

Los billetes más grandes del mundo, llamados "gigantes" o "titanes", tienen un valor de 100 millones de libras esterlinas y el Banco de Inglaterra sólo han sido emitidos un pequeña cantidad de ejemplares. Estos billetes tienen un valor de US$155,210,000 (155 millones doscientos diez mil dólares)...  Parece increíble que un valor tan enorme pueda legalmente ser depositado en un pedazo de papel. 

Es probable que el COSTO de estos billetes sea insignificante frente al PRECIO que tienen en el mercado, o VALOR como decimos erróneamente... y digo esto basándome en que para muchos, el VALOR del dinero es mucho mayor a la denominación del billete que tienen en las manos.

Mi reflexión de hoy:
- Tu Costo: Polvo ("Entonces Dios tomó un poco de polvo..." Génesis 2:7 TLA).

Tu Precio: Sangre de Jesús ("...pagó con la sangre preciosa de Cristo..." 1 Pedro 1:18-19 TLA).

Tu Valor: Tu Decides ("...Dios los ha dejado hacer lo que quieran..." Romanos 1:24 TLA).

Venimos del polvo, pero Dios "sopló en su nariz, y con su propio aliento le dio vida" (Génesis 2:7 TLA) y por esto, igual que los billetes se cotizan basado respaldo de la reserva federal del país del banco que los emite, aunque tu COSTO es polvo, tu PRECIO es la misma sangre de Dios que corrió a través de las venas de Jesús... tu VALOR, mi VALOR... lo determinamos nosotros.

Mi VALOR en un trabajo, lo decido yo. Mi VALOR en una relación, lo decido yo. Mi VALOR en mi familia, lo decido yo. Mi VALOR como hombre o mujer, lo decido yo... y lo decidimos de acuerdo al tipo de vida que decidamos vivir.

El banco del corazón de Dios nos respalda y nos da un PRECIO sin medida, a pesar de nuestro bajo COSTO... ahora llega el momento en que nosotros determinamos nuestro VALOR, viviendo de acuerdo al VALOR que Dios nos otorga.

jueves, 27 de febrero de 2014

Sal de la Sal o Límpiala

Algo que nos ha tocado aprender en este embarazo es que yo aprenda a cocinar... y digo "nos ha tocado", porque no es sólo que yo aprenda, sino que Yokasta, mami y otras personas me enseñen.

La otra noche estaba preparando la cena y al tomar sal, derramé un poco en el piso. Si me conoces y has visitado mi casa, sabrás que estaba descalzo... No lo promuevo, no lo impulso, no lo defiendo... sólo lo hago... Jajaja. El asunto es que seguí cocinando a pesar de que la sal estaba en el piso... ¿Alguno ha caminado descalzo sobre sal? No es que te corta la planta del pie y te hace sangrar hasta morir... pero la sensación de esas diminutas piedrecitas en tus plantas, puede ser realmente desesperante.

Por un rato, caminé y me quejaba en mi mente acerca de la sal... la pateaba... trataba de no pisar en el lugar donde pensaba que había caído la sal... PERO ni la queja, ni la ira, ni evadir la sal resolvían mi problema con la sal... 

Tenía dos opciones:
1. Salía de la cocina y no cenábamos.
2. Barría la sal y continuaba con lo que estaba supuesto a hacer.

Hoy quiero desafiarte... Sal de la Sal o Límpiala, pero deja de quejarte, actuar en ira o evadir... Quejarse del problema no resuelve el problema, molestarse por el problema no resuelve el problema, evadir el problema no resuelve el problema... RESOLVER EL PROBLEMA, RESUELVE EL PROBLEMA...

Quejarte es la manera de culpar a Dios... Molestarte es la manera de culpar a otros... Evadir es la manera de culpar tu entorno... Al quejarte, cumples tu propósito con mal sabor... Al molestarte, cumples tu propósito con mala actitud... Al evadir, no cumples tu propósito porque huyes... SAL DE LA SAL O LIMPIALA... y si sientes que te falta sabiduría, fuerzas o lo que sea... Dios te dice:

¡Llámame cuando tengas problemas! Yo vendré a salvarte, y tú me darás alabanza.

Dios no nos promete un camino sin sal, pero si que en medio de tu caminar, tu boca se llenará de alabanza por la salvación que Dios te otorgará... 

miércoles, 26 de febrero de 2014

Enséñame a Jugar

Si tienes niños o has crecido cerca de niños pequeños, te darás cuenta que ellos tiene juguetes completos, pero además, tienen una especie de cementerio de juguetes donde lo que encuentras son pequeños pedazos de juguetes o piezas de juguetes que por lo general, no tienen utilidad individualmente. En el caso de mi hija Camila, estas piezas pueden ser: Un zapato de una muñeca, la tapa de un frasco, el palito de un pincel sin pelos, un pedacito de crayón que casi no se puede agarrar, en fin, pedacitos plásticos que no tienen sentido individualmente...

Una noche antes de cenar, Camila me dijo: "Papi juega conmigo", le dije "OK"... Entonces, ella tomó un pequeño Parchís (Parché, si eres dominicano), puso a parte el tablero y sacó del frasco todas las piezas del juego, pero además lo mezcló con una serie de otras cosas. Yo no tenía ni idea de qué y cómo jugar con aquel escenario y le pregunté: "Camila, ¿Cómo quieres que juguemos?", ella respondió: "Papi, tu eres quien compra mis juguetes. Enséñame a jugar."

Por un momento pensemos lo que sucedería en nuestras vidas, si al recibir algo le dijéramos a Dios: "Padre, tu nos diste esta bendición... enséñame a disfrutarla"... ¿Te has puesto a pensar cuántas veces tomamos algo que Dios nos ha dado, comenzamos a usarla o disfrutarla a nuestra manera, le quitamos piezas, perdemos piezas... y luego ponemos lo que nos queda sobre la mesa de la oración y le decimos a Dios "Enséñame a Jugar"?

Por un momento pensemos cómo se hubieran dado las cosas si al recibir un nuevo trabajo, lo hubiéramos puesto en la mesa de la oración y dicho: "Padre, tu me diste este trabajo, enséñame a disfrutarlo"... "Padre, tu me diste esta relación, esta casa, este amigo, esta situación, etc... enséñame a disfrutarla"...

¿Puedes por un momento pensar y notar cuán diferentes serían las cosas? Y esto aplica a todo... No sólo a las cosas "buenas", sino a las "malas"... "Padre, estás permitiendo esto, enséñame a disfrutarlo, aprender, crecer, sobre pasarlo, etc."

Si eres como yo y como Camila, tendrás un cementerio de pedazos de los juguetes que una vez fueron bendiciones completas y nuevas... y hoy, tienes áreas y "juguetes" muuuuuuuy rotos... tan rotos que sólo nos quedan pedazos que individualmente no funcionan... Si eres como yo, hay situaciones y partes de tu vida que lucen sin esperanza y sin maneras de volver a su estado inicial... PERO hoy quiero invitarte a que hagas la oración de Camila: "Papi, enséñame a jugar"... "enséñame a tomar mis pedazos y construir algo nuevo y útil, pero contigo en el centro Jesús... enséñame a darle razón a cada uno de mis pedazos para construir una nueva realidad que no sólo me bendiga a mi, sino que atraiga a otros a reconstruir nuevamente sus realidades..."

Jesús hoy puede hacer lo mismo... El puede tomar el cementerio de pedazos que tienes y acompañarte en la preciosa travesía de reconstruirte y hacerte útil una vez más... convertirte de cementerio a fábrica... construyendo nuevas realidades y nuevos sueños... y que andes por esta vida, mostrando los pedazos que individualmente no tienen sentido, siendo usados con poder por Dios en tu nueva realidad... en un nuevo tu...

¿Te atreves hoy a colocar tus pedazos en la mesa de la oración y decir: "Papi, enséñame a jugar"? No hay cementerio que Dios no pueda llenar de vida... Tu vida puede hoy comenzar a ser el más grande milagro que jamás hayas visto...

1 El poder de Dios vino sobre mí, y su espíritu me llevó a un valle que estaba lleno de huesos. 2 Me hizo recorrer el valle de un lado a otro, y pude ver que allí había muchísimos huesos, y que todos estaban completamente secos.
3 Entonces Dios me dijo: —Ezequiel, hombre mortal, ¿crees que estos huesos puedan volver a la vida?
Yo le respondí: —Dios mío, sólo tú lo sabes.

martes, 25 de febrero de 2014

Olor Fragante

Cada día, antes de ir a trabajar me despido con un beso de mi esposa Yokasta, le doy un beso a Zoé y palabras de amor en la pancita de mi esposa y luego voy donde Camila, la beso, le susurro al oído que la amo y luego me acerco a su cuello, cierro los ojos y disfruto de su fragancia... Ha sido así desde que el día en que nació.

Porque fragante aroma de Cristo somos para Dios entre los que se salvan y entre los que se pierden.

Fragante quiere decir "de olor agradable y suave" y Aroma quiere decir "olor muy agradable"... La Biblia dice que somos Aroma Fragante: Olor muy agradable y suave... PERO algo muy importante es que "Aroma" no es sólo una palabra, "Aroma" es la flor del Aromo... 

Somos "Una flor de olor muy agradable y suave", PERO te pregunto: ¿La flor huele por si misma o por la savia que le da su planta madre?... La respuesta es sencilla, la savia que corre por la flor produce el olor muy agradable y suave.

¿Sabías que tu Padre celestial se acerca a tu cuello, cierra sus ojos y aspira tu fragancia? Por tu cuerpo corre dulce y agradable perfume de amor y gracia... perfume de perdón... de esperanza... perfume de hijo... perfume de pertenencia... Somos flor de olor suave fragante gracias al sacrificio de Jesús en la cruz por nosotros, quien nos da una nueva naturaleza y nos inserta en un nuevo tronco... entonces una nueva savia que corre por nosotros despidiendo un olor muy agradable y suave... Perfume Prestado, pero muy necesario.

¿Has sido insertado en el tronco, que es Jesús? ¿Has iniciado una relación con Dios acercándote a El a través de la oración, la alabanza, el estudio de Su Palabra, la Biblia?

Por último, una flor plantada en el bosque, aislada... proporciona una fragancia que pocos disfrutan... sin embargo, una flor que es plantada en medio de una comunidad, en una calle transitada, en el escritorio de una oficina, en la sala de una casa, en la recepción de un hospital, es una flor que mejora su entorno con su presencia, es una flor que perfuma no sólo a su árbol (a Dios) sino que a todos los que le rodean (su prójimo)...

Una paráfrasis de la Biblia dice "El verbo se hizo carne y sangre y se mudó al vecindario" (Juan 1:14 The Message)... No puede ser más cierto... Jesús es flor de olor suave y agradable que fue arrancada del cielo para ser plantada en medio nuestro... y aún siendo flor pisoteada y sus pétalos arrancados... es flor que despide olor de gracia y esperanza...

Como hijos de Dios portamos un olor suave y muy agradable... ¿Dónde vas a dejar que El te plante? Podemos elegir sembrarnos todos en el mismo lugar físico que hemos llamado Iglesia... o podemos ser Iglesia cada uno e insertarnos en todos los lugares posibles de una sociedad mal oliente de dolor para llevar ese olor suave y muy agradable... La segunda opción es la versión Bíblica... La decisión es nuestra...

lunes, 24 de febrero de 2014

Dale una Patadita a Dios

Mi esposa Yokasta está embarazada de mi segunda princesa Zoé Jesed... Ya sé... Le dañé la oportunidad de que se llamara Zoé Saldaña como la actriz famosa, pero... La vida es así... 

Algo que hice durante todo el embarazo de Mía Camila y que estoy haciendo en el embarazo de Zoé, es hablar y crear complicidad con mi niña... Desde el primer día de estar consciente del embarazo, hablo con mis niñas... Y se lo recomiendo a todos los padres porque cuando el bebé nace y escucha tu voz, se deslumbra al conocerte... No hay sentimiento igual... Con las madres hay un vínculo físico y emocional... Con los padres puede crearse conexión y complicidad mientras el contacto físico se hace posible

Mi esposa está acercándose a su 5to mes y hace días que puede sentir la bebé moviéndose... Sin embargo, yo, he hablado y acariado la pancita por 5 meses sin sentir o escuchar algo...

Hace dos días... Estábamos recostados y toqué la panza de mi esposa... Al momento... Sentí la primera patadita de mi princesita Zoé... Para muchos es algo insignificante, quizás un movimiento errático, quizás la asusté, quizás... PERO como padre, ese movimiento dijo cientos de miles de palabras... Fue la patadita que Zoé dio reaccionando al calor de mi mano.

De ahí en adelante, cuando le hablo, de vez en cuando... Ella me responde con una patadita... No es un "bendición papi", ni un "te amo papi"... PERO es bien recibida por mi como padre hasta que llegue el momento en que podamos vernos.

¿Sabes que Dios se inclina a nosotros y menciona nuestro nombre? ¿Sabes que como un gran vientre Dios se acerca a este planeta para besar su pequeño bebé por nacer? ¿Sabes que día tras día nuestro Padre celestial susurra palabras de amor, gracia, esperanza a cada uno de sus hijos? ¿Sabes que Dios coloca Sus manos sobre tu vida y te arropa en Su calor? ¿Te imaginas lo que podría pasar si le das una patadita a Dios? Como padre imperfecto te puedo decir que no hay sendación igual.

Atrévete hoy y dale una patadita a Dios... Susurra una oración... Teje una alabanza... Regálale una patadita... Hazle saber que le escuchas... Conéctate y crea complicidad con tu Padre celestial hasta que el contacto físico sea posible...

Ellos verán Su rostro y Su nombre estará en sus frentes.

viernes, 21 de febrero de 2014

Ata y Desata... en su tiempo

Les cuento algo tonto que hago casi todos los días. El 99% del tiempo uso zapatos con cordones y al llegar a la casa, casi siempre, en vez de desamarrarme los cordones, hago malabares para sacar el pie sin desatar los cordones... ¿El resultado? Maltrato los zapatos, me maltrato los pies, por lo general me lastimo una lesión que tengo en la cadera... PERO sobre todo, agrego una labor para la próxima vez que use esos zapatos, o sea, tendré que desatar esos cordones antes de poder usar nuevamente esos zapatos...

¿Tontería? Quizás si... pero anoche, mientras me contusionaba para sacar el pie de unos zapatos atados, me puse a pensar: Mañana voy a usar esos zapatos... Posiblemente, mañana voy a estar corto de tiempo para ir a trabajar, entonces lo que estoy haciendo es no desatar los cordones HOY que tengo tiempo para tener que hacerlo MAÑANA cuando casi seguro tendré poco o ningún tiempo...

De la misma manera, nuestras vidas están plagadas de momentos donde entorpecemos el MAÑANA por estar bregando con cosas del AYER... y de la misma manera, en otras ocasiones queremos saltar a MAÑANA sin haber finalizado propiamente el día de HOY... En el primer caso, tratamos de vivir o reparar el pasado... En el segundo caso, tratamos de vivir en el mañana obviando el hoy... ambas cosas son imposibles.

No tenemos el "ayer" porque no lo podemos cambiar... ni siquiera tenemos el "más tarde"... Mucho menos el "mañana"... Sólo tenemos el "hoy"... el "ahora"... 
Eclesiastés 3:1-8 (NBLH) 
1 Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo: 
2 Tiempo de nacer, y tiempo de morir;Tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; 
3 Tiempo de matar, y tiempo de curar;Tiempo de derribar, y tiempo de edificar; 
4 Tiempo de llorar, y tiempo de reír;Tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar; 
5 Tiempo de lanzar piedras, y tiempo de recoger piedras; Tiempo de abrazar, y tiempo de rechazar el abrazo;
6 Tiempo de buscar, y tiempo de dar por perdido;Tiempo de guardar, y tiempo de desechar; 
7 Tiempo de rasgar, y tiempo de coser;Tiempo de callar, y tiempo de hablar; 
8 Tiempo de amar, y tiempo de odiar;Tiempo de guerra, y tiempo de paz.
Tiempo de desatar los cordones y tiempo de atar los cordones... Tiempo de todo... No entorpezcas tu mañana con las cosas que te corresponde resolver hoy... Ni entorpezcas tu hoy con las cosas que sólo podrás resolver satisfactoriamente mañana... Esa acción es llamada Procrastinación... Que en mi perspectiva se define como: "No hacer algo hoy porque tampoco lo haré mañana"...

La frase "no tengo tiempo" es cierta porque ningún tiempo es nuestro y el tiempo que tenemos Dios nos lo da. Tenemos que administrar bien el tiempo porque cuando hacemos algo fuera de tiempo, no sólo estamos moviendo de su tiempo óptimo una realidad futura, sino que robamos el tiempo óptimo a una realidad presente.

Ayer tuvo sus afanes... Hoy tiene sus afanes... Mañana tendrá los suyos... Enfócate en los de hoy que son los únicos a los que tienes acceso... Déjale el pasado a Dios para que lo sane... Déjale el mañana a Dios para que te prepare... Ama, ríe, llora, baila, canta, sirve, abraza, perdona, visita, llama, ora, lee, come un postre... ata y desata tus cordones porque son tuyos... son tu responsabilidad y bendición... PERO hazlo hoy... porque es lo único que tienes... 


JUST SAYING!!!

Pastor D
David Pimentel

jueves, 20 de febrero de 2014

¿Quién es Este? - 2da. Parte

Ayer escribí ¿Quién es Este?, meditando en cuan defensivos nos ponemos cuando se nos hace esa pregunta, pero a la vez, cuán errados estamos al dar una respuesta... ya que a la pregunta "¿Quién Eres?", respondemos "Soy lo que hago", "Soy mi apellido", "Soy mi contextura física", "Soy mi pasado"... 

La pregunta acerca de mi "¿Quién es este?" en mi trabajo, tiene una segunda connotación... Algunos preguntan porque no saben lo que hago, pero algunos preguntan precisamente por lo que hago. Desde mi llegada, he resuelto una cantidad de problemas que han generado la pregunta "¿Quién es este?" de parte de las personas que recibieron ayuda.

Ayer les decía: "...y es que nuestra identidad tiene mucho que ver con el propósito por el cual fuimos creados...", y conversando con unos amigos, les comenté: "No somos aprobados por lo que hacemos, pero somos aprobados para que hagamos"... Tengo una filosofía y es no decir de entrada que soy cristiano en ningún ambiente... y es que por naturaleza tengo un evangelismo relacional y testimonial... o sea, primero me hago amigo de las personas y en el camino les cuento lo que Dios ha hecho en mi vida y la de mi familia... al final, todos saben que soy cristiano, no por una rotura relacional que "no me deja compartir contigo porque soy cristiano", ni por una declaración teológica, sino que las personas conocen un nuevo amigo y con el tiempo escuchan como Dios es parte de la vida de ese amigo... ojalá me haya explicado bien...

El asunto es que en el trabajo me sucedió eso... Mi jefa sabe "Quien es Este"... ella tiene mi resumé... ella me había visto trabajar y además ha tenido referencias de mi... sin embargo, las personas que se han dado el chance de conversar conmigo han conocido quién soy antes de qué hago... mientras que un segundo grupo han visto qué hago eso les interesó en conocerme... Esto sin ánimos de ponerme como ejemplo a seguir, pero la situación abrió is ojos a una realidad: Lo que somos y lo hacemos son la puerta más amplia que tenemos para compartir nuestra fe... Estamos acostumbrados a COMUNICAR nuestra fe, pero no a COMPARTIR nuestra fe... Comunicar es: "Soy Cristiano"... Compartir es: "Vivo de esta manera porque amo a Dios"... Dos cosas diametralmente diferentes.

Por un momento imagina que por ser quien eres y como actúas, la gente se interese en ti... eso es fácil... pero imagina que por ser quien eres y como eres, la gente se interese en Dios... Ufff!!! Eso no tendría comparación... y tengo la ligera impresión que es lo que Dios quiere que hagamos...

En una conversación de Jesús con sus discípulos, bien avanzado el evangelio de Mateo, Jesús preguntó: "¿Qué dice la gente acerca de mi?" (Mateo 16:13 TLA)... Los discípulos respondieron: "Algunos dicen que ERES..." y esa no fue la pregunta que hizo Jesús... Por lo que había HECHO Jesús, por la manera en que vivía, la gente no generó un título, sino que generó una comparación con otras personas que vivieron igual: "Juan el Bautista, Elías, Jeremías..." Esto me cautivó...

Al final de esa conversación, Jesús le pregunta a sus discípulos: "Y ustedes que opinan...", Pedro responde "eres el Mesías", dándonos a entender que Jesús no era UNO de los enviados, sino EL enviado... No era que Jesús tenía problemas de identidad y baja autoestima y necesitaba palabras de afirmación de parte de sus discípulos... Lo que sucede es que al momento de compartir TU fe, lo importante no es lo que piense la gente acerca de Jesús, sino lo que TU pienses acerca de Jesús... 

Ahora pregunto, ¿Quién es este?... el hijo de una madre soltera, carpintero junto a su padrastro, de apariencia común, pobretón, duerme donde lo agarra la noche, amigo de pecadores, caminante que anuncia unas "buenas noticias", dicen que sana personas, que ha caminado en sobre el mar, ha resucitado muertos, ha curado ciegos, levantado paralíticos, dicen que es profeta, tiene muchos seguidores... ¿Quién es este?... pero para ti... y no respondas con lo que dicen, no respondan con lo que dicen que ha hecho y hace... responde con lo que ha hecho y hace en ti y a través de ti a pesar de ti...

Ese es el testimonio que la gente necesita escuchar... La Biblia ha sido criticada, manipulada, mal interpretada, pero TU VIDA... nadie puede discutirla... Respóndele a Jesús y dile quien es El para ti... Aclara quién es el para ti en tu mente... y sal... comparte tu historia con Jesús... Te vas a sorprender cuando la gente comience a preguntar "¿Quién es este?" y respondas: "Es Jesús... ¿Lo quieres conocer?"

miércoles, 19 de febrero de 2014

¿Quién es este?

Estaba en mi sentado en mi escritorio en mi nuevo trabajo, cuando de pronto entra una señora que todavía no me conocía y, en mi presencia y sin mirarme, le pregunta a la recepcionista: "¿Quién es este?"... Me pareció muy cómico porque "este" era yo... y "yo" estaba ahí... Levanté el rostro y la miré con una sonrisa que ella rechazó... La recepcionista le dijo lo que ella entendía que es mi responsabilidad principal, a lo que la señora me preguntó: "¿Dónde aprendiste a hacer eso?"... Le dije: "Pasé por un entrenamiento aquí, me hicieron una prueba de desempeño y terminé mi asignación en la mitad del tiempo que se me pidió"...

La última vez que di una respuesta parecida, me encontraba jugando con mis amigos de adolescencia... Me estaba recriminando que no sabía hacer algo específico y mi defensa fue: "Yo soy Digitador y Programador de Computadoras"... Ellos se congelaron y luego estallaron en risas, dándole nacimiento a una broma de grupo que ya tiene más de 15 años.

Es muy fácil responder equivocadamente a esa pregunta: "¿Quién es este?"... Las respuestas van desde: "Soy Ingeniero"... "Soy Doctor"... hasta... "Soy madre soltera"... "Soy paciente de cáncer"... "Soy gordo"... Viviendo en una cultura utilitaria, nuestra respuesta a "¿Quién es este?" habla mucho de lo que está en nuestro corazón... de las heridas, complejos, prejuicios... lo que te hace decir con el pecho inflado: "Yo Soy Programador...", y sentimos que tenemos que defendernos de esa manera para que no nos pisoteen.

Mi compañera continúo con el tema y unas horas más tardes, al verme trabajando en el Computador Central o Servidor de todas las computadoras, entró en pánico y me preguntó: "¿Tienes entrenamiento para hacer eso?"... Respondí nuevamente: "Soy Ingeniero en Sistemas de Información graduado..."

Si eres como yo, más de una vez te detienes en un espejo y te preguntas: "¿Quién es este?"... y debemos prestar atención a la respuesta porque nos dirá mucho acerca de la condición de nuestro corazón... y el asunto es que debemos monitorear si nuestra respuesta es aprendida y entendida.

Rápido en la vida aprendemos que somos una "carrera universitaria" o "una cantidad de libras", pero la Biblia rara vez habla de eso y se enfoca en otras cosas. De esa misma manera, le ponemos ese tipo de títulos a Jesús y cuando nos preguntan "¿Quién es este?", hablando de Jesús, decimos cosas como: "Maestro... Buen hombre...", puede que hasta digamos "Hijo de Dios"... pero rara vez decimos esto:

6 ...y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios invencible, Padre eterno, Príncipe de paz.

...y es que nuestra identidad tiene mucho que ver con el propósito por el cual fuimos creados...

Entonces, "¿Quién es este?"... y hablo de ti... de mi... del casado y del divorciado... del triste y del feliz... del rico y del pobre... del gordo y del flaco... del malo y el... malo... Quiero compartirte esta lista del libro "Victoria sobre la Oscuridad" de Neil Anderson (las referencias Bíblicas están en Inglés)... Esto dice Dios de ti y de mi...

- No soy el "Yo Soy" (Exo 3:14; Joh 8:24, 28, 58 ), pero "por la gracia de Dios soy lo que soy," 1Cor 15:10 
- Soy la SAL de la tierra (Mat 5:13). Soy la LUZ del mundo (Mat 5:14) 
- Soy parte de la VID, soy un canal de la vida de Cristo (Joh 15:1, 5) 
- Soy AMIGO de Cristo (Joh 15:15) 
- Soy escogido y comisionado por Cristo para rendir FRUTO (Joh 15:16) 
- Soy ESCLAVO de JUSTICIA (Rom 6:18) Soy ESCLAVO de Dios (Rom 6:22) 
- Soy HIJO de Dios, Dios es mi PADRE ESPIRITUAL (Rom 8:14,15; Gal 3:26, 4:26) 
- Soy COHEREDERO con Cristo, compartiendo Su herencia con Él (Rom 8:17) 
- Soy TEMPLO -- un lugar de habitación -- de Dios. Su espíritu y su vida habitan en mi (1Cor3:16, 6:15) 
- Estoy UNIDO al Señor, y soy UN ESPÍRITU CON ÉL (1Cor 6:17). 
- Soy MIEMBRO del CUERPO de Cristo (1Cor 12:27; Eph 5:30) 
- Soy NUEVA CREACIÓN (2Co 5:17) 
- Estoy RECONCILIADO con Dios y soy un MINISTRO DE RECONCILIACIÓN (2Co 5:18-19) 
- Soy HIJO DE DIOS y estoy REVESTIDO EN CRISTO (Gal 3:26)
- Soy UNO EN CRISTO (Gal 3:28) 
- Soy HEREDERO de Dios, porque soy Hijo de Dios (Gal 4:6-7) 
- Soy SANTO (Eph 1:1, 1Co 1:2; Phi 1:1; Col 1:2) 
- Soy HECHURA de Dios, CREADO en Cristo, para SUS OBRAS (Eph 2:10) 
- Soy CONCIUDADANO de los santos (Eph 2:19). 
- Soy PRISIONERO de Cristo (Eph 3:1, 4:1) 
- Soy verdadera JUSTICIA y SANTIDAD (Eph 4:24) 
- Soy CIUDADANO DEL CIELO, sentado EN EL CIELO ahora mismo (Phi 3:20; Eph 2:6)
- Estoy ESCONDIDO con Cristo en Dios (Col 3:3) 
- Soy una EXPRESIÓN de la VIDA DE CRISTO, porque Él es mi vida (Col 3:4) 
- Soy ESCOGIDO de Dios, santo y muy amado (Col 3:12; 1Th 1:4) 
- Soy HIJO DE LUZ y no de la oscuridad (1Th 5:5) 
- Soy PARTÍCIPE del LLAMAMIENTO ESPIRITUAL (Heb 3:1) 
- Soy PARTÍCIPE de Cristo, comparto su vida (Heb 3:14) 
- Soy una de las PIEDRAS VIVAS, siendo construidas en Cristo para una casa espiritual (1Pet 2:5) 
- Soy miembro de un LINAJE ESCOGIDO, REAL SACERDOCIO NACIÓN SANTA, del pueblo que PERTENECE A DIOS (1 Pet 2:9-10) 
- Soy PEREGRINO Y EXTRANJERO en este mundo en el cual habito temporalmente. (1 Pet 2:11) 
- Soy ENEMIGO del DIABLO (1Pet 5:8) 
- Soy HIJO DE DIOS y SERÉ COMO ÉL en el futuro (1Jn 3:1-2) 
- Soy NACIDO DE DIOS y el maligno -- el Diablo -- no me puede tocar (1Jn 5:18)

... y todo esto... no por nosotros, sino por la obra de Salvación de Cristo Jesús en la cruz... Cuando vuelvan a preguntar acerca de ti "¿Quién es este?"... Propónte responder con un par de estas citas, aunque al final tenga que sonar como: "Soy Hijo de Dios... e Ingeniero en Sistemas..."

... si sabes que no te corresponden estos "títulos"... entonces estás listo para recibirlos y sólo tienes que pedirle perdón a Dios en oración por no haber sido esos "títulos" en los años pasados, pero que a partir de ahora quieres ser lo que Dios dice que eres, y no lo que la sociedad, el pecado, la historia dice que eres... a partir de ahora vive para saber cómo Dios te llama y vive a la altura del nombre que te da...

"17...y les entregaré una piedra blanca. Sobre esa piedra está escrito un nuevo nombre, que nadie conoce. Solamente lo conocerán los que reciban la piedra."

lunes, 17 de febrero de 2014

Te Invito a Saltar

En mi adolescencia me encantaba patinar en las calles. Pasaba horas y horas deslizándome en tubos, corriendo a velocidad, patinando de espaldas, bajando escalones y saltando... Saltar era una de mis debilidades... Podía correr más rápido que todos por mis patines de velocidad, no tengo miedo a la velocidad... si me caía... bueno, me levantaba, me reía y volvía a correr... tan rápido como antes o mucho más...  de hecho tuve que dejar de patinar por una lesión que me causé en la cadera mientras bajaba una cuesta... me deslizaba en los tubos y llegué a darme golpes en la parte frontal de mis pantorrillas (canillas) que deformaron mis huesos y todavía se pueden sentir hoy... no era lo mismo con saltar.

Las escalinatas que ven en la foto de arriba son de la Plazoleta España en la Zona Colonial de la República Dominicana. Era estremecedor bajar esos escalones en los patines... Era como flotar entre los escalones... Volar por segundos... Al frente de esas escalinatas, hay otra escalinata... sólo 4 escalones... era como la bienvenida a la plazoleta...  El tema era bajar lo más rápido posible y luego, al llegar a los escalones... saltar... esa era la idea... muy pocas veces lo logré satisfactoriamente... el miedo no me dejaba saltar, pero era imposible detenerme y al llegar a los escalones... Mi gran amigo Héctor David me gritaba: "Salta!!!"... pero... por el miedo.. me dejaba caer... simplemente no podía saltar... 

Saltar y dejarse caer no es lo mismo. Frente a los retos... puedes dejarte caer desplomado y derrotado... o puedes armarte de valor y saltar... remontarte sobre el viento... por un segundo volar... por encima de las dificultades... de los miedos... de los pronósticos... de las voces que te dicen que no lo lograrás... voces que te gritan que es muy alto...  que no podrás... saltar...

Esta es una nueva semana... un nuevo salto te espera... es tu decisión saltar o dejarte caer... Jesús está al pie de los escalones gritando: "Puedes hacerlo... Salta... Estoy aquí... Vence hoy la enemistad... Vence hoy el dolor... Vence hoy el resentimiento... Vence el silencio..."

Esas ocasiones en las que salté y caía por mis inseguridades, mi amigo Héctor estaba ahí... me ayudaba a levantarme y me preguntaba si quería volver a tratar o lo tratábamos el día siguiente...

Lo precioso del Evangelio es que en AMBAS situaciones... Jesús estará al pie de los escalones... sea que saltemos o nos dejemos caer... Jesús siempre estará al pie...  esperando por nosotros... 

Aunque recuerdo con mucho amor la mano de Héctor ayudándome a levantarme, lo que NUNCA olvidaré es esos momentos donde Héctor saltaba de alegría mirándome saltar y volar... 

Te invito a saltar.

viernes, 14 de febrero de 2014

Por Amor

Podría ser un viaje... un viaje a un lugar remoto y exótico... con comidas desconocidas... personas a quienes nunca has visto... gente nueva y diferente... atravesar el mar... ¿Por Amor? Claro que si... 

¿Por amor? Claro que si... Caminar en medio de la tempestad... Extender la mano al que se hunde... Poner en pausa tu vida para que otro cumpla su propósito... Amar al más difícil de amar porque al final es quien más lo necesita.

Por amor... Si.

Por amor, Jesús inició un viaje donde rompía la eternidad sujetándose a un reloj, un cuerpo y un espacio. Por amor, Jesús se mudó a nuestro barrio... la tierra... probó nuestras comidas... e hizo vida junto a las personas más diversas, el "bueno" que parecer "malo" y el "malo" que parece bueno... ¿al final? Todos malos, en honor a la verdad.

Por amor, Jesús gritó al viento e hizo huir a la tormenta que separaba a sus amigos de la paz... y caminando sobre las aguas un día los alcanzó... incluso al intrépido que pidió caminar donde una persona nunca lo había hecho... ¿Al hundirse? Por amor, Jesús le extendió su mano... porque ¿no es al hundirnos... en el dolor... en nuestra mayor necesidad,,,, donde coinciden nuestra imposibilidad con un milagro? Por amor... amar... aún cuando dolía... Por amor... amar por años a quien sabía que lo entregaría... Por amor... amar a quien sabes que nunca te amará... Por amor... lavar los pies que caminarán hacia la traición... Por amor... Amar a quien merecería tu odio... Amar a quien amaría que lo odies... Por amor... Abrazar el rechazo y besar latigazos .. Si... Por amor, Jesús hizo esto y mucho más...

¿Día del amor y la amistad?

Le diría a los solteros que dejen de buscar a la pareja de sus sueños y que comiencen a convertirse en un sueño de pareja... alguien que haga todo mejor... alguien que de esperanza... alguien que ame como lo hace Jesús... ¿Que es difícil la soltería? Claro que si... pregúntale a Jesús cómo lo logró.

Le diría a las parejas que dejen de buscar cambiar al otro y que se conviertan en una persona por la cual valga el esfuerzo de cambiar... alguien que calme tormentas y no que las causes... alguien que use sus manos para abrazar y no para separar... alguien que ame como lo hace Jesús... ¿Que es difícil estar casado? Claro que si... pregúntale a Jesús cuán difícil era hacer vida junto a sus apóstoles...

¿Por amot? Si... porque amor es la respuesta... porque amor no es una sentimiento... porque amor no es una emoción... porque amor no es una decisión... porque amor no es una acción... amor es una persona a quien se invita a ser parte de nuestras vidas... 

El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.