jueves, 29 de mayo de 2014

Bendición Prestada

"Todo estaba listo. Había elegido ropa cómoda pero bonita. Afeitadito, perfumadito... Llegué a tiempo, tomaron mi carro y lo estacionaron por mi. Me recibieron con amabilidad, me entregaron un programa de la actividad, alguien me acompañó a un asiento delante... El lugar se veía espectacular... Limpio, perfumado... El escenario era brutal... Luces cálidas, música suave y moderna de fondo... De pronto una joven muy jovial se detuvo en el centro del escenario y nos dio la bienvenida, músicos se integraron y comenzaron a tocar... La música estaba buenísima... Las canciones pegajosas... Las letras inspiradoras... Luego salió un joven y nos dio una charla muy interesante... Usó videos y una presentación en computadoras... su mensaje me motivó, me levantó el ánimo... Me sentí muy bien... Hasta sentí que era parte de lo que sucedía en ese lugar... Llegó el momento final y nos despidieron... Transité timidamente el pasillo liberando sonrisas discretas... Antes de lo pensado... Ya estaba fuera de la Iglesia..."

Esta historia no me sucedió a mi, pero sé que le sucede a miles de personas a nivel mundial... Son cálidamente invitados a "la Iglesia" y con desdén le damos un poco de "Bendición Prestada"... No me mal interpreten... Todo lo que expuse arriba es lo que todas las Comunidades de Fe deberían hacer... Sólo digo que nos falta algo...

Tenemos un grupo para divorciados y ofrecemos "ayuda y apoyo" para ellos, pero nos perdemos de la bendición de escuchar sus voces y hacerlos parte de nuestra vida... Esto es sólo un ejemplo... Tenemos programas, pero no relaciones... Tenemos actividades, pero no conexiones... Dejemos de invitar a las personas para que ellos sean ayudados y entendamos que nosotros tenemos mucho que aprender de quien está "fuera"... no se de qué, pero supuestamente "fuera"...

Ayer escribí "Dolor Prestado" y al momento de terminar, nació mi reflexión de hoy... Tenemos que hacer mucho más que crear momentos donde invitemos a las personas para darle una "Bendición Prestada"... un ambiente... una actividad... algo que preparamos para que ellos experimenten... pero AQUI... Una "Bendición Prestada" que no podrán llevar a casa porque no es portátil...

Es como si invitáramos las personas a nuestras vidas por unos minutos, pero al finalizar la reunión o la actividad... ellos tienen que regresar a sus realidades... porque era solo una "Bendición Prestada"... Hemos aprendido a decirle a la gente: "Ven y experimenta", cuando el mensaje de Jesús siempre ha sido "Vamos y experimentemos"... 

Dejemos de invitar a la gente y comencemos a conectarnos con la gente... Dejemos de hacernos los necesarios y recordemos que a nosotros no se nos dio una "Bendición Prestada", sino una bendición que hay que compartir, pero sobre todo una bendición que tenemos que convivir...


JUST SAYING!!!

Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que nos visites en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) mañana viernes 30 de mayo en 138 Old Colony Ave. Apt. #3, Quincy, MA 02170. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...

miércoles, 28 de mayo de 2014

Dolor Prestado

Internet está lleno de historias de personas que se han hecho pasar por indigentes y que han incluso decidido vivir como tales por cierto tiempo para experimentar lo que vive un indigente, como es el caso de Pastor Willie Lye, quien recibió en un sueño el desafío de que no aguantaría vivir ni siquiera 5 días en la situación de las personas indigentes de las que tanto habla desde el micrófono. Otro caso, es el del Pastor de Jóvenes Leon Reyes, quien en el 2012 se mudó a las calles por 30 días para ministrar o servir, predicando el evangelio a los indigentes, desde la posición de un indigente.


No te preocupes Yokasta, esposa mía, no es que Dios me está llamando a hacer lo mismo... Jajajaja... 

La otra noche, de la nada, sentí que mi esposa estaba regresando del baño a la cama a las 5 de la mañana e hice el esfuerzo de sentarme en la cama para ir al baño también... De pronto, como dos puñaladas, se me encogieron los nervios ciáticos en la parte trasera de mis dos muslos... Sentía que no iba a poder aguantar el dolor... Mi esposa se me acercó para masajearme las piernas, pero ella no aguantaba su propio dolor ciático... Después de unos minutos básicamente aguantando dolor, los nervios se desencogieron y pude girarme... Hacía años que no me daba ese dolor, porque desde pequeño he tenido problemas con mis piernas y en ocasiones dolores ciáticos que no me permitían ir a la escuela o ponerme de pie.

Un par de horas después de mi episodio ciático, recordé que mi esposa, en medio de su dolor ciático, trató de masajearme... Entonces la abracé en la cama y le agradecí porque en medio de su dolor, intentó ayudarme a mi...

¿Cómo se conectan las historias? Tanto los Pastores de las historias de arriba como mi episodio de dolor ciático, fueron experiencias limitadas en las que por un breve tiempo experimentamos el dolor ajeno... Aunque no le quito el mérito a esos Pastores, si digo que en su mente siempre estuvo la información de que en 5 ó 30 días, regresarían a su hogar cómodo, con su familia, con su sueldo, etc... Pero, en el caso de los indigentes, la cantidad de días después de los que volverán a una realidad mejor es... es larga o ninguna. En mi caso, Dios me permitió visitar el dolor de mi esposa Yokasta por unos minutos, mientras que ella ha vivido con ese dolor por los 8 meses de embarazo que tiene.

El dolor es transformador... y mal canalizado, es una fábrica de amargura. Sin embargo, experimentar el dolor ajeno con la mentalidad de entender las necesidades de otros, puede transformarte en una persona más sensible hacia aquellos que viven en la necesidad. No es que los estoy invitando a que todos vivamos en las calles por cierto tiempo para que seamos extranjeros del dolor ajeno, sino algo un poco más complicado.

Jesús se mudó a nuestro vecindario por unos 33 años... Experimentó nuestro dolor, nuestras tentaciones, vivió una vida limitada y de persecución, y el término que Isaías 53 usa es "Experimentado en Quebrantos"... Durante ese tiempo, Jesús hizo un viaje misionero a nuestras realidades, pero lo que más me llama la atención es que mientras El se hizo parte de nuestros círculos, El nos invitó a ser parte de los de El... Nos enseño a orar, cómo tratar a los desvalidos, cómo tratar a los ricos, cómo tratar a las mujeres, cómo tratar a los que piensan diferente a nosotros...

Lo que digo es... ¿Qué tal si en vez de "hacernos indigentes" por un período limitado luchamos por que los indigentes dejen de ser indigentes totalmente? Me explico... ¿Qué beneficio tiene el indigente que es visitado por unos días y convive con alguien que "está mejor" económicamente? No hay ningún beneficio... A menos que esa experiencia se convierta en hechos que haga, no que no-indigentes vivan la experiencia de ser indigentes, pero que indigentes vivan la experiencia de no-indigentes... Invitarlos a nuestras casas, nuestras comunidades de fe... Comer con ellos... Educarlos... Reinsertarlos a "nuestro mundo"...

Todos somos indigentes... pertenecíamos al Jardín de Edén y fuimos expulsados por desobedientes... tenemos un corazón extranjero... aún cuando tenemos títulos de nuestras propiedades, hay un sentido de nostalgia que nos hace saber que no estamos en el hogar... ¿La solución de Dios? Se hizo hombre y nos visitó por 33 años, y durante ese tiempo, vivió la vida perfecta para que nosotros podamos regresar a casa... pero como Edén ya no existe, creó una nueva realidad: "El Reino de Dios"... Donde los "últimos" son los primeros... Donde los "tristes" reciben consuelo... Donde los "humildes" son celebrados... Donde los que buscan la paz, son las celebridades...

"Porque agradó al Padre que en El (Jesús) habitará toda la plenitud de la Deidad y por medio de El (Jesús) reconciliar todas las cosas consigo, habiendo hecho la paz por medio de la sangre de Su cruz, por medio de El (Jesús), repito, ya sean las que están en la tierra o las que están en los cielos."

¿Queremos visitar el reino del necesitado? Muy bien... Pero creo que es tiempo que hagamos al necesitado parte de nuestro "reino" para eliminar la necesidad de la mayor cantidad de personas posibles... Dejemos de ser extranjeros del amor...

JUST SAYING!!!

Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que nos visites en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) este viernes 30 de mayo en 138 Old Colony Ave. Apt. #3, Quincy, MA 02170. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...

viernes, 23 de mayo de 2014

Eco Mudo

Durante años este padre amó a su hijo... Lo cuidó, le dio amor... Le dijo las palabras más dulce, pero el niño nunca había hablado de vuelta a su padre... De hecho... Su autismo es tan avanzado, que el niño no podía ni siquiera mantener su mirada fija a los ojos o el rostro de alguien... Un día... Cuando el niño comenzó a gritar, su padre no le pidió hacer silencio, sino que se quedó mirándolo fijamente... Después de unos minutos, el niño salió corriendo... y el padre hizo lo mismo... Corrió detrás del niño, pero ahora imitando los sonidos que hacía su hijo... En un momento, el niño se detuvo en silencio, giró su cabeza y clavando sus ojos en la cara de su padre, le dijo: "Te amo papi"... Años y años gritando... Y un Eco Mudo era su respuesta... Finalmente había llegado el momento de escuchar algo.

Esta historia que les comparto arriba, es la de un Pastor amigo... es real y no tiene ningún detalle ficticio. Ayer mientras escribía "Eco", podía imaginar los comentarios... "pero yo grité tal o cual cosa y la vida no me ha devuelto eso"... y recordé la historia de este Pastor y su hijo... y es que a veces, escuchar algo de regreso requiere tiempo, así que no escuchar nada de regreso no quiere decir que nadie escucha, sólo quiere decir que hay que esperar.

No recibir lo que esperamos no quiere decir que no recibamos... y no recibir tanto como quisiéramos no quiere decir que no se está recibiendo nada... Muchas veces tenemos que gritar para que el eco retorne, pero dentro de otras personas y que el sonido regrese dentro de sus propias cabezas y puedan entender realidades nuevas.

No me mal entiendan... Sé que es rico cuando el eco responde y Zoe desde el vientre de mi esposa Yokasta da una patadita o se mueve después de que le hablo... Es delicioso, que mi hija mayor Camila se acerque y me diga: "Papi te amo"... Son ecos que regresan lo que se ha gritado con anterioridad... Pero también me recuerdo en la Sala de Cuidados Intensivos pidiéndole a mi padre que despertara o que moviera sus dedos... No recibí nada... De hecho perdí lo poco que quedaba...

Por miles de años Dios habló y recibió muy poco en retorno de parte de su pueblo... Pero nunca ha dejado de hablar... Su palabra más bella es Jesús, dada a nosotros hace un poco más de un par de milenios... ¿Nuestra respuesta? No siempre la mejor... Pero ¿Son nuestras palabras lanzadas al vacío? No, porque aunque el eco no parezca responder, hay un corazón que vibra con ellas... y es el corazón de Dios.

Hace años hubo un grito... un grito que no produjo eco... al menos no el que esperábamos... "Dios mío, Dios mío, ¿Porqué me has abandonado?" (Mateo 27:46 NBLH)... Palabras que aparentaron caer al vació... pero no fue así... Quizás hubiéramos deseado escuchar desde el cielo algo como: "Hijo, no te he desamparado. Todo esto debe suceder..", pero es que eso tampoco iba a sonar bien y en ocasiones es mejor que no hayan palabras, si la opción es decir las incorrectas. Jesús gritó y aparentemente no hubo respuesta... PERO al tercer día... el Eco no sólo habló de vuelta sino que trajo a Jesús de vuelta a nosotros y hoy vive... Por eso sé, que aunque nuestras palabras y acciones parezcan volar al infinito y sin rumbo fijo, mi corazón abraza la promesa de que Jesús nunca nos dejará...

Aunque el pozo... o la persona... o la situación... haga un Eco mudo a tus palabras... No te canses de hacer el bien.

Así que no nos cansemos de hacer el bien porque, si seguimos haciéndolo, Dios nos premiará a su debido tiempo.

JUST SAYING!!!

Recuerda que hoy es Vidas Conectadas en Mattapan, MA. Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que nos visites en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) este viernes 23 de mayo en 60 Fairlawn Ave. Apt. #5, Mattapan, MA 02126. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...

jueves, 22 de mayo de 2014

Eco

Un niño y su padre caminaban por las ruinas de una aldea... Pasando a cerca de una antigua estructura circular hecha en ladrillos, el niño estornudó... Para sorpresa del niño, "alguien" desde dentro de ese hueco había bromeado con su estornudo y acercándose cuidadosamente... "¿Quién está ahí?" gritó el niño en el hueco... "¿Quién está ahí?" escuchó de vuelta... "Eres un cobarde" gritó el niño molesto... "Eres un cobarde" le gritó aquella voz de regreso... Cuando el niño se preparaba a gritar una vez más, el padre se acercó y le dijo al niño: "Espera...", e inclinándose frente al pozo, dijo: "Mira esto: 'Eres fuerte' "... "Eres fuerte" repitió la voz... "Eres un campeón", continuó el padre... "Eres un campeón" repitió la voz... El niño confundido, miró al padre quien le dijo: "Se llama eco y es nuestra propia voz la que se proyecta y regresa a nosotros".

Ten mucho cuidado que le "gritas" a esta vida, porque lo que recibirás es un reflejo o proyección de lo que tu "gritas"... Si "gritas" odio, recibirás odio... Si "gritas" malas actitudes, recibirás malas actitudes... en cambio si "gritas" amor, recibirás amor.

“Por eso, todo cuanto quieran que los hombres les hagan, así también hagan ustedes con ellos, porque ésta es la Ley y los Profetas.

Ten cuidado con lo que "gritas"... Incluso a un pozo abandonado que piensas que no tiene nada para ofrecerte.

JUST SAYING!!!

Recuerda que este próximo viernes Vidas Conectadas estará en Mattapan, MA. Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que nos visites en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) este viernes 23 de mayo en 60 Fairlawn Ave. Apt. #5, Mattapan, MA 02126. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...

miércoles, 21 de mayo de 2014

Seamos el Cambio

Entré al baño de una Iglesia amiga y me encontré con uno de los jóvenes. Le dije: "hey ¿cómo estás?"... "Bien", dijo y abriendo los brazos me dijo: "¿abrazo?"... Me sonreí con satisfacción... Fui y le di un abrazo. Me dijo: "Lo estaba esperando"...

Es todo parte de una campaña que tenemos mi esposa Yokasta y yo con los jóvenes. Abrazamos y besamos de manera decente a todos los jóvenes. Al principio les choca, pero con el tiempo esperan y piden el abrazo... Y es que vemos a los jóvenes distantes y fríos... Por un tiempo nos quejábamos, hasta que decidimos enseñarles...

En una ocasión, Jesús iba caminando, predicando, sanando:

"Y al ver la gran cantidad de gente que lo seguía, Jesús sintió mucha compasión, porque vio que era gente confundida, que no tenía quien la defendiera. ¡Parecían un rebaño de ovejas sin pastor!"

La compasión movió a Jesús a interesarse en una necesidad, no para quejarse sino para involucrarse y ser parte de la solución... No para pedir que haya un cambio, sino para ser EL cambio.

Jesús reunió a sus 12 discípulos, les llamó Apóstoles y los envió:

"»Cuando vayan, anuncien este mensaje: “Ya está por llegar el reino de Dios ”. »Sanen también a los enfermos. Devuélvanles la vida a los muertos. Sanen a los leprosos, y libren de los demonios a la gente. ¡No cobren nada por hacerlo, pues el poder que Dios les ha dado a ustedes tampoco les costó nada!"

Wow... Jesús pudo haber dicho: "Es qie en las sinagogas lo que están es pidiendo dinero"... "Es que ya no hay hombres y mujeres de Dios... Jesús no se quejó, ni señaló la debilidad... Jesús notó una necesidad, escogió a sus doce apóstoles y trazó un plan para ellos: Sean Bendición... Sean el Cambio.

Hoy cuando te enfrentes a una necesidad, no te quejes o simplemente señales, no le digas a otros qué hay que hacer... Muéstrale a otros lo que hay que hacer, involúcrate y SE EL CAMBIO...

Ya sabemos lo que hay que hacer... Está en los Evangelios...  y las oportunidades para aplicarlo están en todas partes a nuestro alrededor. Ahora hace falta que abracemos el reto y SEAMOS EL CAMBIO.

Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que nos visites en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) este viernes 23 de mayo en 60 Fairlawn Ave. Apt. #5, Mattapan, MA 02126. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...

martes, 20 de mayo de 2014

El Pecado

Recibimos un texto de nuestra vecina pidiéndonos por favor llevar su niño a la escuela ya que estudia junto a nuestra hija Camila. De camino, en un semáforo, le envié un texto a la vecina para que me dijera qué hacer con el asiento del niño... y yo me perdí... No se donde doble mal y tuve que poner mi teléfono en navegación en GPS para que me ayudara a regresar a la ruta... Eso requirió que mi rara el teléfono mientras manejaba...

Después de un par de vueltas, volvía mi ruta habitual. En una esquina, el carro negro que había estado delante de mi por un rato, se detuvo... Yo pensé que iba a doblar y lo rebasé... Sólo para darme cuenta que ese conductor estaba permitiendo que una persona cruzara la calle.

La vecina no había respondido y yo miraba de vez en cuando el teléfono... De pronto noto que el carro que rebasé, se estab pegando demasiado de mi y comencé a mirar la cara del conductor. Hizo con su cabeza el movimiento que todos conocemos como "no"... Yo encogí mis hombros preguntando "¿no qué?"... En ese instante la vecina respondió diciéndome qué hacer con el asiento, le escribí "gracias" y seguí adelante.

En ese momento, el conductor detrás de mi se tornó violento y me rebasó por la derecha deteniéndose junto a mi en un semáforo... "¿Usted sabe que enfrenta una multa de $100 dólares por estar enviando textos?"... Era un Policia.

Pensé: ¿me defiendo y digo que no estaba enviando textos, sino que tenía el teléfono en navegación o simplemente pido perdón?... El policía estaba gritándome, yo tenía dos niños detrás, incluyendo a mi hija Camila quienes me preguntarían "¿qué pasó?" y además yo estaba súper tarde... "Perdóneme oficial", dije... "Que no vuelva a suceder", respondió.

Mi orgullo de hombre estaba molido. No me había defendido para no complicar las cosas, pero... "¿Qué pasó papi?", preguntó mi hija Camila... "¿Porqué ese hombre te gritó?"... Le dije: "porque papi se portó mal y estaba mirando el teléfono mientras conducía"...

Un par de enseñanzas con relación al pecado:
1. Mi pecado de ver el teléfono al conducir en vez de hacer una llamada, hizo que el policía pecara molestándose.
2. Mi pecado al no reconocer la autoridad del policía que me perseguía, hizo que el policía pecara gritándome. Incluso, no pude recibir como positiva su advertencia de que dejara de mirar el teléfono.
3. El pecado del policía al gritarme hizo que yo me molestara y que Camila se sintiera mal de que le gritaran a su papi.
4. Alguien debía detener la guerra... Y debía ser yo... Porque yo la inicié.
5. Al pedir perdón, bajó la gritería, me perdonó y no me multó... Pero tu ve que explicarle a dos niñitos las consecuencias de no seguir las reglas.

¿Ven cómo el pecado se hace comunitario? ¿Ven cómo mi pecado afecta a otros? Tengo mil versículos que podría citar, pero prefiero dejar la enseñanza aquí... Hacer lo malo tiene consecuencias, pero no sólo para ti... Cuando decides hacer algo que no es permitido, no sólo tu sufres, sino que arrastras a todos a tu alrededor junto contigo... No hagas lo malo, pensando que sólo te afecta a ti porque aún cuando sólo aparente afectarte a ti, estarás hiriendo el corazón de tu Padre Celestial.

Ah! Y por favor... No envien textos mientras conducen... Aunque yo no lo estaba haciendo, pude experimentar cuán motivados en enforzarlo están los policías... 

Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que nos visites en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) este viernes 23 de mayo en 60 Fairlawn Ave. Apt. #5, Mattapan, MA 02126. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...

lunes, 19 de mayo de 2014

Hogar

El sábado en la tarde fuimos asaltados. Una de nuestras mejores amigas pasó por nuestra casa y ver todo el trabajo que tenemos para preparar la habitación de nuestra niña Zoé, agarró a nuestra niña Camila, la cargó y le preguntó: "¿Quieres dormir en mi casa esta noche?"... Camila se puso como loca porque hacía semanas que quería ir a dormir en casa de sus mejores amiguitos.

Recibimos un montón de fotos de todo lo que se estaba divirtiendo. Fue a un concierto, cantó, bailó... Jugó con sus amiguitos y su perro... Su amiguita hizo desayuno para ella. Camila hasta estaba diciéndonos que no quería volver con nosotros. Que ya tenía casa, hermanitos y hasta un perro.

Todo iba bien. Hasta que el domingo al medio día recibí una llamada de nuestra amiga: "Tu niña tiene un ojo hinchado. Parece alergia, pero está respirando bien"... Le hice unas preguntas, le di unas instrucciones y me preparé para buscar a Camila en cualquier momento. Después de unos minutos, decidí hacer una llamada con video para ver cómo estaba Camila... Tomaron el teléfono y cuando nos vio... comenzó a llorar... Su ojo no estaba tan mal, pero ella lloraba y no podía mantener su mirada al teléfono... Pensé que lloraba porque pensaba que yo la iba a recoger, pero al cerrar la llamada porque no escuchábamos nada, recibimos un mensaje de texto: "Ella quiere irse a casa".

Salí a recoger a Camila y cuando me vio, me dijo con ternura: "Hola papi"... La cargué y la besé... Y al sentarla en el carro vi que tenía lágrimas en sus ojos. Me dijo: "¿Papi tu sabes porqué estaba llorando?... Porque quería que me buscaras para ir a nuestro hogar... No quiero dejar mi familia"...

Puede que hoy, te esté divirtiendo lejos de tu hogar... Puede que hasta pienses que no quieres volver a casa, pero eso no puede estar más lejos de la realidad porque "hogar" no es una casa, "hogar" es una relación... La pasas bien fuera y piensas que lo tienes todo, pero en tu corazón hay un frío que se cuela... Es que tu corazón tiene memoria y perteneces a otro lugar... Tu "hogar" es otro...

Desde que Adán y Eva salieron de Edén... Porque ellos se sacaron a ellos mismos por desobedientes... Hemos estado buscando construír un "hogar" para nuestro corazón... Buscamos un trabajo para hacernos independientes, una pareja para palear la soledad, tener hijos para mandarlos a la sociedad, una casa para llamar que algo se convierta en nuestro, muebles y decoración que llenan el alrededor, mientras que nuestro corazón anhela algo más... No UN hogar, pero EL hogar... Ese lugar que no tiene dirección postal... Ese lugar que no tiene puerta... Ese lugar no es lugar... Es personal... Es Dios.

"...porque mi hijo ha regresado! Es como si hubiera muerto, y ha vuelto a vivir. Se había perdido y lo hemos encontrado... Y comenzó la fiesta."

Vuelve a tu hogar... 

Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que nos visites en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) este viernes 23 de mayo en 60 Fairlawn Ave. Apt. #5, Mattapan, MA 02126. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...

miércoles, 14 de mayo de 2014

Renuncio a Renunciar

Renuncio a renunciar
Porque nunca todo estará bien
Porque nunca estará todo mal

Renuncio a renunciar
Porque en medio de mi noche
Hay puesta de sol en alguna parte

Renuncio a renunciar
Porque el ojo de mi tormenta
Es lluvia fresca para algún desierto

Renuncio a renunciar
Porque mi dolor es experiencia
Que sana a quien dolerá

Renuncio a renunciar
Porque mi guerra de ayer
Es la paz para el hoy

Renuncio a renunciar
Porque la belleza del alma es producida 
por el fuego y no por la estética

Renuncio a renunciar
Porque el brillo externo no son poros pulidos
sino luz que atraviesa los poros

Renuncio a renunciar
Porque un corazón no endurece por las batallas sino por las retiradas

Renuncio a renunciar
Porque si Jesús es escudo es porque habrán flechas y la promesa nunca fue paz en el ahora ni risa por fuera, sino paz desde ahora y gozo desde dentro

Renuncio a renunciar
Porque no hay historia de cruz vacía,
sino historia de tumba vacía

Renuncio a renunciar
Porque quien me creó
me llamó a crear soluciones y no a señalar
adversidades

Renuncio a renunciar
Porque en Jesús soy más que vencedor
Y para vencer hay que luchar y nunca renunciar

Renuncio a renunciar... Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...

Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que nos visites en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) este viernes 16 de mayo en 16 Peninsula Place, Dorchester, MA 02125. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

martes, 13 de mayo de 2014

Rotos

Hace dos semanas se me cayó el iPad (computadora de mano) mientras ayudaba a mi hija Camila a sentarse en el carro. Me sentí bien tonto porque se deslizó de adentro del estuche protector. Como resultado, la pantalla quedó bastante rota en una esquina y se extienden grietas por todas partes.

Siendo quien soy y habiendo cuidado por 3 años el aparato, no sólo me hizo sentir tonto sino que la rotura y las grietas me quitan el deseo de leer, que es para lo que uso principalmente el iPad. El problema es que reparar la pantalla cuesta la mitad de lo que costaría comprar un iPad nuevo... y realmente no tengo ese dinero ahora, PERO sobre todo, es un regalo de mi esposa Yokasta y tiene inscrito detrás mi nombre y una dedicatoria de parte de ella.

Hace un par de días mientras leía en el iPad roto, un pensamiento me visitó: "La pantalla está rota, pero siendo honesto sigue funcionando bien aunque con algunos defectos"... Y me dije que la seguiría usando hasta que llegue el momento en que pueda comprar otra, ya que es peligroso tenerla así porque puedo cortarme o la pantalla ceder y terminar de romperse en el bulto.

¿Te sientes roto? Quizás no mucho, sólo una que otra grieta, pero hay una esquinita en tu alma que está bastante rota y si alguien la toca podría terminar lastimado. ¿Te sientes que funcionas a medias y que realmente Dios no podría usarte porque no eres bueno? ¿Ves a otros y piensas: "Wow, fulano si que está bien. No tiene ni un rotico"? Bienvenido al grupo.

Es un sentimiento común. Al conocer a Dios, lo primero que entendemos al conocer Su grandeza y perfección es que somos tan pequeños e imperfectos que lo normal es que Dios nos rechaze y no nos use.

Gracias a Dios por Su Palabra, la Biblia, porque me muestra una realidad diferente. El Evangelio de Jesucristo es que precisamente por estar rotos y disfuncionales, no es imposible llegar a conectarnos con Dios nuevamente, pero como Dios nos ama tanto, no sólo pagó para nosotros un cambio de pantalla sino que nos está regenerando a través de Cristo Jesús.

TODO ESTÁ ROTO. TODO ESTÁ DISFUNCIONAL. TODO ESTÁ A MEDIAS. No te dejes impresionar por personas con pantallas intactas y vidas totalmente disfuncionales. Sólo Jesús tuvo una vida completamente funcional y aunque rompieron su vida, se levantó de la muerte...  

Y hoy, ese Jesús resucitado, está buscando a rotos como tu y como yo, precisamente para cambiar al mundo. ¿Entendiste la imagen de arriba? Es un vitral... Se hace de cristales rotos, pero la imagen final es preciosa... Tu pedacito de cristal es necesario para dibujar el rostro de Dios en esta tierra.

No dejes que tu rotura te aleje del taller de Jesús. Precisamente porque estamos rotos visitemos si taller regularmente. Jesús ofrece servicio a domicilio y por eso visitó la tierra hace unos dos mil años... Pero hoy, puede dejar en ti a un técnico 24 horas 7 días a la semana: es el Espíritu de Dios.

"...porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido.” 

¿Quieres que hoy Jesús comience el proceso de regeneración en ti y comience a usarte? Llámame... Me encantaría guiarte en esa oración que haga volver tu corazón a casa... Después de todo, nuestro problema no es que estamos rotos, sino que estamos perdidos.

Si vives en Boston y no tienes una comunidad de creyentes con quien reunirte ("Iglesia"), te invitamos a que visites a este nuevo "Vitral" que Dios está reuniendo... Visítanos en "Connected Lives" (Vidas Conectadas) este viernes 16 de mayo en 16 Peninsula Place, Dorchester, MA 02125. Estamos compartiendo la serie: "El Jesús que Nunca Conocí". Más información: 617-318-7422 y 617-407-2381.

Ven y hagamos vida juntos... Trae tu pedazo de cristal... Seamos la Iglesia...

domingo, 11 de mayo de 2014

Feliz Día de las Madres 2014

"El sonido del timbre de la clase estremeció su corazón. Saltó de su silla y corrió como el viento entre sus compañeros. Era otro viernes. Se reuniría con sus amigas, pero sobre todo con el… aquel muchacho tímido, trabajador y con sueños de casarse… su prometido… un término muy grande para un par de jóvenes. Caminando pateaba piedras al compás de una melodía que vagaba en su mente. De vez en cuando una sonrisa pícara se dibujaba en su rostro.

Después de carcajadas y juegos cada uno se dirigió a su casa… Sólo ella iba acompañada. Su galán no la dejaría sola. Su galán no dejaría a la deriva un beso, sino que lo anclaría en sus labios. Casi no masticó su cena y con ímpetu juvenil pidió la bendición de sus padres. En un sólo movimiento dejó que las sábanas la abrazaran, en un sólo movimiento susurró una oración al cielo y se rindió al descanso.

De pronto una brisa fría y cortante se coló entre las cortinas, a la vez que se le colaba en su alma. Un sonido… un extraño estruendo se convirtió en su nombre… e irrumpiendo en su sueño alteró sus sueños. Una presencia imponente y extrajera, le hizo compañía.

El saludo regular era “paz” mientras que aquel saludo la intranquilizaba. Sus ojos pidieron permiso al miedo y dejó escapar una mirada. “Eres bendecida. Dios está contigo. Quedarás embarazada”… sintiendo morir se le escapó una duda en forma de una pregunta que tropezó entre sus labios… “¿Cómo puede ser si no soy casada?”… “El Espíritu Santo te cubrirá”… y a modo de profecía… de predicción… desde ese día… El mismo Espíritu de Dios la cubrió.

Lo eterno se unió a lo perecedero y la eternidad se contuvo en un suspiro… Dios no sólo hablaba a su creación, se había mudado a ella… y la vía… la puerta… había sido aquella joven… aquella madre novata que se graduaba de mujer y madre en una misma noche… y los juguetes con los que jugaría ya no serían propios… le había prestado su vientre al Creador y el Creador le había prestado a Su Hijo… el unigénito… a Jesús."

Las madres son puerta, puente y río de bendición... No acumulan más que amor por nosotros sus hijos... Son puerta del cielo para traernos bendición, puente por encima de las turbulencias de la vida y río de bendición que fluye toda una vida...

Honremos y amemos más que con palabras a nuestras madres hoy... Ellas son tan importantes que para Dios salvar al mundo usó a una para que diera a luz a Su Hijo Jesús...

Feliz Día de las Madres... En especial a las mejores 3 madres del mundo: Mi esposita Yokasta, mi madre Carmen y mi suegra Ema... Se parecen tanto y a la vez son tan diferentes que no las veo separadas porque hacen el mejor equipo de Madres que todo hombre quisiera para sus hijas...  y a mis #MadresConectadas: Bianca, Ivelisse, Nikauly, Yaritza, Vilma... Son ejemplo vivo y dulce definición de lo que es el amor de Dios. Las amo. A cambiar seguir cambiando el mundo un acto de amor a la vez.

Ven y hagamos vida juntos... Seamos la Iglesia...